La irrupción del internet ha favorecido una profunda transformación tanto en el modo de entender la política como en sus manifestaciones, tal es el caso de la tecnopolítica, una disciplina que se encarga del uso táctico y estratégico de las herramientas digitales para la organización, la comunicación y la acción política. La tecnopolítica permite conocer mejor los intereses de la gente y sus comportamientos gracias a la utilización de las plataformas digitales, la implementación de nuevos lenguajes, narrativas, medios y canales de comunicación, lo que facilita la conexión entre candidatos o políticos con el ciudadano.

Los ciudadanos en la actualidad ya no están dispuestos a esperar la próxima elección, quieren intervenir, colaborar, participar y decidir. En ese sentido, la tecnopolítica se ha convertido en una plataforma para la participación ciudadana, ya que aporta nuevas posibilidades de interacción con los candidatos y además de eso genera dinámicas en donde los mismos enfocan sus esfuerzos por obtener a través de las redes sociales la mayor cantidad de atención de esos ciudadanos que se pueden transforman en posibles electores. Es la tecnología puesta al servicio de la comunicación y el marketing político.

Tecnopolítica en campañas electorales

Los equipos de campaña y candidatos se han desligado de las antiguas prácticas para conformar un entorno más digital , pero de convergencia entre viejos y nuevos medios, de acciones institucionales y sociales con el fin de generar más impacto y conectar mejor con los electores. La tecnopolítica en una campaña electoral es un ejemplo de ello, esta práctica permite cambiar las ecuaciones del juego electoral, ya que se basa en la activación de emociones, de sentimientos, de historias, entre otros por medio de las plataformas digitales, para así involucrar a los ciudadanos en la política.

Ya no es participar en una elección por ganar, sino hacer política desde el momento que inicia la campaña para involucrar a tus posibles electores. Las herramientas digitales permiten segmentar a tu público objetivo y autogestionar las comunidades de personas que se han agregado porque se han sentido atraídas por tu proyecto. Aquí la tecnopolítica te garantiza una participación a gran escala, además de reconvertir a los ciudadanos, simpatizantes o votantes en activistas de tu campaña o de tu proyecto político.

Recuerda que hay voces que son redes, palabras que son hilos y  personas que son comunidades. La tecnopolítica se da cuenta de que el comportamiento de la gente es la mejor manera de lograr una posible victoria en la contienda electoral, por consiguiente, genera unas dinámicas de creación de contenidos, tácticas e innovación muy interesantes orientadas a escuchar al ciudadano para si afrontar los retos que exigen y hacerles frente. El gran terreno por conquistar de todo candidato que implemente la tecnopolítica dentro de su campaña es convertir el poder ciudadano en poder usuario y poder consumidor, porque dicho poder es el que cambia las elecciones.

El que sepa movilizarles mejor y pasar de las redes a las urnas, el que sepa hacer este itinerario, tendrá ventaja. El que sepa conciliar lo que sale en televisión con la búsqueda y el contenido asociado, gana. Las nuevas tecnologías han facilitado el desarrollo de distintas iniciativas que fiscalizan y monitorizan las actividades de los candidatos. Si cuatro ojos ven más que dos, mejor serán miles y millones de ojos virtuales, ciudadanos observándote y siendo activistas o simpatizantes de tu campaña.

4 apps para poner en práctica la tecnopolítica:

La enorme cantidad de datos que se pueden conseguir en internet sobre los electores mejora sustancialmente la capacidad de segmentación de los mensajes. Hay muchas aplicaciones o plataformas que permiten la participación y recolección de datos de este tipo, pero con el objetivo de gestionar comunidades de personas movilizadas en torno a temas de interés político, electoral y ciudadano.

  1. Appgree: Es una aplicación donde las personas pueden subir sus propuestas sobre temas específicos para luego someterla a la evaluación del resto de los usuarios. Es usada por algunos partidos para medir qué propuestas u opiniones tienen los ciudadanos sobre temas de interés nacional y ver cuáles son los más populares entre los mismos usuarios y así tomarlos en cuenta dentro de las campañas electorales o sus programas de gobierno.
  2. Loomio: Es una herramienta para organizar grupos de trabajo y tomar decisiones en común. Los equipos de campaña la emplean para crear grupos de opinión en torno al candidato , los adversarios , o simplemente para observar qué opinan los usuarios sobre los temas que arrojen al debate dentro de dichos grupos
  3. LiquidFeedback: Es un software para el desarrollo de propuestas y la toma de decisiones que le permite a las personas emitir decisiones claves sobre formación de opiniones, sugerencias, iniciativas y alternativas. Bajo la premisa de la democracia líquida es utilizado por candidatos, partidos políticos, movimientos sociales y  asociaciones.
  4. Reddit: Es una plataforma social en la que los usuarios envían publicaciones que otros usuarios pueden votar (a favor o en contra) según sus preferencias. Si una publicación recibe muchos votos, sube en la clasificación de Reddit y, por consiguiente, más gente puede verla. Aquí los equipos de campaña y partidos originan comunidades donde invitan a los usuarios a escribir hilos o publicaciones donde los demás votan y usan las más populares para sus campañas o propuestas internas. Plaza Podemos es la más popular en usar esta herramienta.

Políticos y candidatos se han visto obligados a adaptarse a un medio en constante cambio, donde las reglas de la comunicación unidireccional se pierden, pero las posibilidades técnicas y el alcance de los mensajes se multiplican. 

La tecno política es la nueva forma de hacer política en la era digital y que brinda las herramientas suficientes para transformar la manera en que se abordan las campañas electorales, otorgando una oportunidad de oro tanto para los candidatos al conectar con los ciudadanos y para los ciudadanos poder ser voz y tener una participación directa en las decisiones políticas de su país. 

Leer también: 3 razones por las que el gobierno digital está cambiando la política